Más información sobre los síntomas urinarios de hombre

 

 

Informacion General

Después de que nuestros cuerpos han tomado lo que necesitan de los alimentos, los residuos permanecen en la sangre (y el intestino). El sistema urinario juega un papel fundamental en la eliminación de estos residuos y en el mantener los químicos y el agua en nuestro cuerpo equilibrados. La mayoría de los adultos vacía aproximadamente un litro y medio de orina cada día, con la cantidad dependiendo de muchos factores, incluyendo las cantidades de líquido que una persona consume y cuánto líquido se pierde por el sudor y la respiración.

El sistema urinario elimina un residuo llamado "urea" de la sangre. Esto se produce cuando los alimentos que contienen proteínas se descomponen. La urea se transporta en el torrente sanguíneo hacia los riñones, que son órganos con forma de frijol que se localizan cerca de la mitad de la espalda y justo debajo de la caja torácica. Se elimina la urea de la sangre a través de pequeñas unidades de filtración llamadas "nefronas." Junto con el agua y otras sustancias de desecho, forma la urea de la orina que pasa a través de las nefronas y baja por los túbulos renales.

De los riñones, la orina viaja hacia la vejiga por dos tubos delgados llamados "uréteres". Los músculos lisos en las paredes de los uréteres se contraen y relajan continuamente para forzar la orina hacia abajo desde los riñones. Si la orina está bloqueada o se acumula, puede desarrollarse una infección renal. Pequeñas cantidades de orina se vacían de la vejiga a los uréteres cada 10 o 15 segundos.

La vejiga es un órgano muscular hueco que es como un globo. Está ubicada en la pelvis y se mantiene en su sitio por ligamentos unidos a otros órganos y los huesos pélvicos. La vejiga almacena la orina hasta que una persona está dispuesta a ir al baño. En las personas sanas, la vejiga puede contener hasta 16 onzas (2 tazas) de orina cómodamente durante varias horas.

Los músculos circulares llamados "esfínteres" impiden escapes en la vejiga. Los músculos del esfínter cierran firmemente como una cinta de goma alrededor del orificio de la vejiga en el tubo que se llama "la uretra". Este es el conducto que transporta la orina fuera del cuerpo.

Los nervios de la vejiga informan a la persona de la necesidad de orinar. A medida que la vejiga comienza a llenarse de orina, uno puede sentir la necesidad de orinar. Esta puede ser suprimida por un tiempo, pero la sensación de orinar se vuelve más fuerte a medida que la vejiga se sigue llenando. Cuando se llena a capacidad, los nervios de la vejiga envían un mensaje al cerebro que la vejiga está llena, y el impulso de vaciar la vejiga se intensifica.

Al orinar, el cerebro envía señales a los músculos de la vejiga para apretar, exprimir la orina de la vejiga, a la vez que indica a los músculos del esfínter que se relajen. A medida que estos músculos se relajan, la orina sale de la vejiga a través de la uretra.

 

Anatomía


Los órganos, los tubos y los músculos que trabajan juntos para crear, almacenar, y conducir la orina forman el tracto urinario. El aparato incluye dos riñones, dos uréteres, la vejiga, los músculos del esfínter y la uretra.

 

Pruebas

Un análisis de orina es una prueba que estudia el contenido de la orina buscando sustancias anormales tales como proteína o signos de infección. El paciente orina en un recipiente especial y deja  la muestra para ser estudiada.

Las pruebas "Urodinámicas" evalúan el almacenamiento de orina en la vejiga y el flujo de la orina desde la vejiga a través de la uretra. Un médico puede querer hacer una prueba urodinámica si el paciente presenta síntomas que sugieren problemas con los músculos o los nervios del sistema urinario inferior y la pelvis (uréteres, la vejiga, los músculos de la uretra y del esfínter).

El test de urodinamia mide las contracciones del músculo de la vejiga mientras el órgano se llena y vacía. El examen se realiza insertando un pequeño tubo llamado catéter a través de la uretra hasta la vejiga para llenarla con agua o un gas. A continuación, otro tubo se inserta en el recto para medir la presión ejercida sobre la vejiga mediante el esfuerzo del paciente o pidiéndole que tosa.

Otras pruebas de la vejiga usan tinte de rayos X en lugar de agua para que se puedan tomar los rayos X cuando la vejiga se llena y se vacía. Estas películas pueden detectar cualquier anomalía en la forma y la función de la vejiga.

 

Trastornos

"La hiperplasia prostática benigna” (HPB) es una enfermedad en los hombres que afecta a la glándula prostática. La próstata se encuentra en la parte inferior de la vejiga y rodea la uretra. La BPH es una ampliación de la glándula de la próstata que puede interferir con la función urinaria en hombres mayores. Causa una obstrucción que puede dificultar el orinar. Los que padecen de ella suelen tener otros síntomas de vejiga, que incluyen un aumento en la frecuencia urinaria durante el día y la noche. Aunque la mayoría de los hombres mayores de 60 años tienen algún HPB, no todos tienen problemas con el bloqueo. Hay muchas diferentes opciones de tratamiento para la HBP que se destacan en otras secciones de este sitio web.

"Las piedras del riñón" es el término comúnmente utilizado para referirse a los depósitos llamados "cálculos" en el sistema urinario. Se forman cálculos en los riñones y varían considerablemente de tamaño. Pueden encontrarse en cualquier lugar a lo largo de las vías urinarias. Algunas piedras causan gran dolor mientras que otras causan muy poco. El objetivo del tratamiento es quitar las piedras y prevenir la infección o la repetición. Se utilizan tanto tratamientos no quirúrgicos como quirúrgicos.

La prostatitis es una inflamación de la glándula de la próstata que resulta en aumentos de la frecuencia y urgencia urinaria, ardor o dolor al orinar (disuria), y el dolor en la espalda baja y el área genital. En algunos casos, la prostatitis es causada por una infección bacteriana y puede ser tratada con antibióticos. Pero las formas más comunes de la prostatitis no parecen ser el resultado de la infección, y, por tanto, los antibióticos son a menudo ineficaces en el tratamiento.

Infecciones del tracto urinario (llamado "ITU") son causadas por bacterias en el tracto urinario. Las mujeres padecen infecciones urinarias con mayor frecuencia que los hombres y generalmente responden bien al tratamiento con antibióticos. Beber mucho líquido también ayuda en el lavado de las bacterias. El nombre de la ITU depende de su localización en el tracto urinario, la infección en la vejiga que se llama "cistitis" y la infección en el riñón se llama "pielonefritis". Esta última puede causar graves daños a los riñones si no es tratada adecuadamente.
La incontinencia urinaria, o pérdida de control de la vejiga, es el paso involuntario de orina. Hay muchas causas de la incontinencia y los tratamientos van desde simples ejercicios hasta la cirugía. Las mujeres se ven afectadas por incontinencia urinaria con mayor frecuencia que los hombres.

La retención urinaria o dificultad para vaciar la vejiga, es un problema común con muchas causas urológicas. En circunstancias normales, la micción puede iniciarse voluntariamente y la vejiga se vacía por completo. En casos de retención urinaria, la orina se acumula anormalmente en la vejiga. Cuando esto ocurre de repente, ("la retención aguda de orina"), puede causar dolor y angustia considerable.

Las causas pueden incluir una obstrucción en el sistema urinario, el estrés, o problemas neurológicos. Retención urinaria crónica se refiere a la presencia regular de la orina en la vejiga después de un vaciado incompleto. Las causas más comunes son la insuficiencia de los músculos de la vejiga, daño a los nervios u obstrucciones en el tracto urinario.

Siguiente: Salud de la próstata